La obsesión por el éxito

La obsesión por el éxito

Debo confesar que no soporto a los padres que, al dirigirse a sus hijos, les llaman “campeones”: “Bien hecho, campeón”, “Tú puedes, campeón…

El camello albino

El camello albino

Una mañana, Madre nos abrazó y nos dijo: “Vamos a tener un nuevo juguetero, un maravilloso juguetero”. Luego nos ha llevado a la parte…