×

Aviso de privacidad

LEY FEDERAL DE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES
EN POSESIÓN DE PARTICULARES

AVISO DE PRIVACIDAD

RESPONSABLE. INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V., persona moral constituida conforme a las normas mexicanas, con domicilio ubicado en Av. Insurgentes Sur 3155, Piso 2, Col. Jardines del Pedregal Cuicuilco, Delegación Coyoacán, C.P. 04510, México, Distrito Federal, es responsable del uso y protección de sus datos personales, por lo que en cumplimiento a la LEY FEDERAL DE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES EN POSESIÓN DE PARTICULARES, así como de su Reglamento, INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., se compromete a dar tratamiento legítimo, a los datos personales que usted proporcione con motivo de un acto jurídico, negocio, solicitud, servicio o cualquier información relacionada con usted, de la que dispongamos, con el compromiso de resguardarla, asegurando su confidencialidad, almacenamiento y protección. Al respecto, le informamos lo siguiente:

FINALIDAD DEL TRATAMIENTO DE DATOS. La responsable recabará los datos personales que usted voluntariamente proporcione y serán utilizados con fines de selección y reclutamiento de personal, para la prestación de servicios profesionales o para la adquisición de productos o servicios. De manera adicional, su información personal podrá ser transferida a otras empresas que celebren o tengan celebrado contrato con la sociedad en mención para fines laborales, comerciales o de servicios.

En el caso de que usted solicite que sus datos no sean tratados para los fines adicionales que se indican, podrá hacerlo del conocimiento de la responsable dentro de 5 días hábiles, contados a partir de que usted los haya proporcionado por escrito o de que usted tenga conocimiento de que disponemos de ellos, por algún comunicado que se le haya enviado a su domicilio o que reciba de la responsable, como consecuencia de la prestación de servicios o contratos celebrados, con motivo de un acto jurídico, negocio, solicitud, servicio, o cualquier información relacionada con usted, proporcionada por terceros para llevar a cabo los objetivos, compromisos u obligaciones adquiridas con la responsable, de conformidad con el aviso de privacidad que respecto de sus datos personales se hayan proporcionado por los conductos correspondientes.
En el supuesto de que no se manifieste respecto a lo señalado en el párrafo anterior, se entenderá que otorga su consentimiento para utilizar sus datos personales o realizar la citada transferencia.

La negativa para el uso de sus datos personales para dichas finalidades, no será motivo para que le neguemos trabajo, prestación de servicios o productos que solicita o contrata con la responsable.

OBTENCION DE DATOS PERSONALES. Para llevar a cabo las finalidades descritas en el presente aviso de privacidad, la responsable recabará los siguientes datos personales

CANDIDATOS A VACANTES.- Datos personales que se recabarán, almacenarán y/o utilizarán, como parte del proceso de reclutamiento y selección: 1) Datos de identificación, tales como nombre completo, domicilio particular, fecha de nacimiento, nacionalidad, ocupación o profesión, teléfono(s), correo electrónico, número de seguridad social, clave única del registro de población y registro federal de contribuyentes; (2) Datos académicos referentes a su formación académica, grado de preparación y especialización; (3) Datos laborales referentes a su experiencia, formación, especialización y desempeño laboral; (4) Datos sensibles en términos de la Ley, tales como ingresos, salario, beneficios y prestaciones, condiciones socio-económicas, datos proporcionados por sociedades de información crediticia, datos sobre sus familiares y/o dependientes económicos, referencias personales, para solicitarles la información que se requiera con motivo de la solicitud de trabajo, datos sobre su estado de salud pasado, presente y futuro, datos respecto de enfermedades congénitas ó crónicas, resultados de exámenes psicométricos, datos sobre su capacidad intelectual, características de personalidad y habilidades administrativas y gerenciales; (4) Los que adicionalmente en su caso, se requieran para el proceso indicado.
En el supuesto de que resulte viable la solicitud de trabajo, sus datos personales se proporcionarán a la empresa que lo contratará para que preste los servicios correspondientes a la responsable.

PROVEEDORES.- Para proceso de selección, la verificación de datos personales proporcionados (nombre, clave única de Registro de Población, Registro Federal de Contribuyentes, alta de hacienda, domicilio, teléfono y los que en su caso se requieran) y la investigación de referencias personales y laborales, para determinar la procedencia de una relación contractual para la adquisición de un producto o servicio.

CLIENTES.- Nombre, clave única de Registro de Población, Registro Federal de Contribuyentes, alta de hacienda, domicilio y teléfono, necesarios para realizar todas las actividades requeridas para el correcto desempeño o cumplimiento del servicio profesional convenido.

La responsable procurará que los datos personales sean correctos y actualizados para los fines para los cuales fueron recabados, comprometiéndose a bloquearlos o, en su caso, a cancelarlos, cuando hayan dejado de ser necesarios para el cumplimiento de las finalidades previstas en el aviso de privacidad.

COLABORADORES Y ESCRITORES DE LA REVISTA “BICAA’LU” U OTRAS EDITADAS POR LA RESPONSABLE.- Nombre, correo electrónico, número telefónico, domicilio u otros datos necesarios para realizar las actividades requeridas para el correcto desempeño o cumplimiento de la relación pactada por escrito o de forma verbal.

La responsable procurará que los datos personales sean correctos y actualizados para los fines para los cuales fueron recabados, comprometiéndose a bloquearlos o, en su caso, a cancelarlos, cuando hayan dejado de ser necesarios para el cumplimiento de las finalidades previstas en el aviso de privacidad.

SUSCRIPTORES.- Nombre, domicilio, ciudad, país, número telefónico y correo electrónico u otros datos necesarios para realizar todas las actividades requeridas para el correcto desempeño o cumplimiento del servicio profesional convenido.

La responsable podrá obtener información de los titulares de los datos personales, por conducto de otras fuentes permitidas por la Ley, tales como directorios telefónicos o laborales; diarios, gacetas o boletines oficiales y medios de comunicación social. Los datos que se obtengan por estos medios serán, entre otros, nombre, domicilio ó números telefónicos, emails del titular de los datos personales e información corporativa, tratándose de personas morales.

TRANSFERENCIAS DE DATOS. INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V., se compromete a cumplir los principios legales de protección en cuanto a la transferencia de datos personales y a tomar las medidas necesarias y suficientes para garantizar que el presente aviso de privacidad sea respetado por la responsable o por terceros, con los que guarde alguna relación jurídica.

INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V., podrá realizar la transferencia y/o remisión de datos a:

  • Terceros proveedores de servicios, para el cumplimiento de las obligaciones legales adquiridas con INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V.
  • Socios comerciales con los que INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S DE R.L. DE C.V. lleve a cabo convenios o contratos enfocados al desarrollo y comercialización de nuevos productos.
  • Profesionistas, asesores, consultores externos, para el efecto de la administración de operaciones, de los servicios y demás actos que la responsable puede realizar conforme a la Ley y sus estatutos sociales, así como para la defensa de los intereses de cualquier responsable tercero, ante cualquier controversia legal que surja con motivo de dichas operaciones y servicios, señalando de manera enunciativa a empresas de cobranza, auditores externos, legales y contables, outsourcing, entre otros.

Le informamos que sus datos personales podrán ser compartidos o transferidos con las sucursales de la responsable, que se ubiquen en el interior de la República Mexicana, con organizaciones, instituciones, personas físicas o terceros en general, para fines laborales respecto de determinado arte, oficio, o profesión; para la adquisición de productos o servicios, o para la prestación de servicios profesionales.

LIMITACIÓN DE USO O DIVULGACIÓN DE DATOS PERSONALES. La responsable se obliga a guardar confidencialidad respecto de los datos personales proporcionados, aún después de finalizar sus relaciones con el titular. Asimismo, se compromete a observar los principios de licitud, consentimiento, información, calidad, finalidad, lealtad, proporcionalidad y responsabilidad, previstos en la ley, adoptando medidas de seguridad administrativas, técnicas y físicas, para proteger los datos proporcionados contra daño, pérdida, uso, acceso o tratamiento no autorizado.

La responsable le informa que posee, recaba o recabará de usted, los datos personales necesarios, principalmente para la adecuada realización de las operaciones y prestación de los servicios, así como para la celebración de los demás actos que cada responsable puede realizar conforme a la Ley y sus estatutos sociales. Dichos datos personales pueden haber sido obtenidos de usted, ya sea personalmente o bien, directamente por cualquier medio electrónico, óptimo, sonoro, visual o a través de terceros y de otras fuentes permitidas por la ley, tales como las sociedades de información crediticia.

INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA S. DE R. L. DE C.V., no recabará datos sensibles, salvo los mencionados en el apartado (4) del título denominado Candidatos a Vacantes. Para el caso de que requiera de otros datos sensibles por necesidades de la empresa, se lo hará saber de manera escrita.

INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., no venderá y tampoco prestará sus datos personales a ningún tercero. Sin embargo, podrá transferir sus datos particulares a las sucursales que forman parte de la sociedad en mención, para fines laborales, comerciales o de servicios contratados con terceros. Unicamente los revelará por requerimiento de la autoridad competente.

Si usted como titular recibe comunicados de INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., por motivo de un acto jurídico, negocio, solicitud o servicios, se debe a que la responsable original de sus datos personales los ha transferido a INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., para dar cumplimiento a los términos estipulados en la relación que los une, conforme al aviso de privacidad que se le haya notificado por los medios que se consideraron adecuados.

Para limitar el uso o divulgación de su información personal, usted puede hacer uso de los siguientes medios:

  • Su inscripción en el Registro Público para evitar duplicidad, que está a cargo de la Procuraduría Federal del Consumidor, con la finalidad de que sus datos no sean utilizados para recibir publicidad o promociones de empresas de bienes o servicios. Para mayor información sobre este registro, usted puede consultar el portal de Internet de la Profeco, o bien, ponerse en contacto directo con ésta.
  • Mediante registro en el Listado de Exclusión de INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., a fin de que sus datos personales no sean tratados para fines mercadotécnicos, publicitarios o de protección comercial por nuestra parte. Para ser incluido dentro del listado, deberá presentar solicitud por escrito de manera personal, al responsable para conocer lo relacionado con el derecho ARCO, dentro del término de 5 días hábiles señalado.

El tratamiento de los datos personales se hará conforme al presente aviso de privacidad, salvo en los casos previstos por el artículo 10 de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares.

DERECHO ARCO. El titular de los datos personales o su representante legal, tiene derecho a conocer que datos personales tenemos de usted, para que los utilizamos y las condiciones de uso que les damos (ACCESO). Asimismo, es su derecho solicitar la corrección de su información personal en caso de que esté desactualizada, sea inexacta o incompleta (RECTIFICACION); que la eliminemos de nuestros registros o bases de datos, cuando considere que no está siendo utilizada conforme a los principios, deberes y obligaciones previstas en la normatividad (CANCELACION); así como oponerse al uso de sus datos personales para fines específicos (OPOSICION).

Para el ejercicio de cualquiera de los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición o para revocar su consentimiento para el uso de sus datos personales, usted deberá presentar solicitud por escrito en el domicilio legal de la responsable, en la que conste la rúbrica del solicitante, dirigida a la responsable y que deberá recibir el encargado para conocer lo relacionado con el derecho ARCO y que deberá contener:

  1. El nombre del titular y domicilio o correo electrónico, para comunicarle la respuesta a su solicitud;
  2. Los documentos que acrediten la identidad o, en su caso, la representación legal del titular;
  3. La descripción clara y precisa de los datos personales respecto de los que se busca ejercer alguno de los derechos antes mencionados o para solicitar la revocación de consentimiento para el uso de sus datos personales y
  4. Cualquier otro elemento o documento que facilite la localización de los datos personales.

La responsable comunicará al titular, en un plazo máximo de veinte días hábiles, contados desde la fecha en que se recibió la solicitud de acceso, rectificación, cancelación u oposición, la determinación adoptada, a efecto de que, si resulta procedente, se haga efectiva la misma dentro de los quince días siguientes a la fecha en que se comunica la respuesta. Tratándose de solicitudes de acceso a datos personales, procederá la información, previa acreditación de la identidad del solicitante o representante legal, según corresponda.

Los plazos antes referidos podrán ser ampliados una sola vez por un periodo igual, siempre y cuando así lo justifiquen las circunstancias del caso.

La responsable no estará obligada a cancelar los datos personales, cuando se actualice alguno de los siguientes supuestos, previstos por el artículo 26 de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares.

  1. Se refiera a las partes de un contrato privado, social o administrativo y sean necesarios para su desarrollo y cumplimiento;
  2. Deban ser tratados por disposición legal;
  3. Obstaculice actuaciones judiciales o administrativas vinculadas a obligaciones fiscales, la investigación y persecución de delitos o la actualización de sanciones administrativas;
  4. Sean necesarios para proteger los intereses jurídicamente tutelados del titular;
  5. Sean necesarios para realizar una acción en función del interés público;
  6. Sean necesarios para cumplir con una obligación legalmente adquirida por el titular, y
  7. Sean objeto de tratamiento para la prevención o para el diagnóstico médico o la gestión de servicios de salud, siempre que dicho tratamiento se realice por un profesional de la salud sujeto a un deber de secreto.

REVOCACION DE CONSENTIMIENTO PARA USO DE DATOS PERSONALES. Usted puede revocar el consentimiento que, en su caso, nos haya otorgado para el tratamiento de sus datos personales. Sin embargo, es importante que tenga en cuenta que no en todos los casos podremos atender su solicitud o concluir el uso de forma inmediata, ya que es posible que por alguna obligación legal o contractual, a la que usted se haya obligado, requiramos continuar tratando sus datos personales. Asimismo, usted deberá considerar que para ciertos fines, la revocación de su consentimiento implicará que no le podamos seguir prestando el servicio que nos solicitó, o la conclusión de su relación contractual con la responsable.

CAMBIOS EN AVISO DE PRIVACIDAD. El presente aviso de privacidad puede sufrir modificaciones, cambios o actualizaciones derivadas de nuevos requerimientos legales; de nuestras propias necesidades por los productos o servicios que ofrecemos; de nuestras prácticas de privacidad; de cambios de nuestro modelo de negocio, o por otras causas.

Nos comprometemos a mantenerlo informado sobre los cambios que pueda sufrir el presente aviso de privacidad, a través de nuestra página de internet www.asecon.mx

ENCARGADO. Para el ejercicio de su derecho ARCO o revocar su consentimiento para el uso de sus datos personales, o dudas que pudiera tener respecto al tratamiento de su información, deberá presentar por escrito su solicitud al responsable designado para darle trámite, Sr. Israel Néquiz Luna, en el domicilio legal de la responsable, ubicado en Av. Insurgentes Sur 3155, Piso 2, Col. Jardines del Pedregal Cuicuilco, Delegación Coyoacán, C.P. 04510, en la Ciudad de México, D.F., de lunes a viernes (exceptuando días festivos), en horario de 16:00 a 18:00 hrs. Para fines informativos, podrá comunicarse con la persona indicada en el horario mencionado al número telefónico (55) 44-45-77-01, en el Distrito Federal y del interior de la República al número 01800- 8727326; también le proporcionamos para fines informativos correo electrónico privacidad@asecon2006.com.mx

Ultima actualización del Aviso de Privacidad: 25 de Julio de 2013.

en

Lección de vida

Reflexiones de un agnóstico en torno a la muerte

Francisco Masse
Diciembre, 2020

#LecciónDeVida | #Espiritualidad

El 24 de noviembre de 1992, la reina Isabel II de Inglaterra pronunció un discurso en el que nombró dicho año como un annus horribilis, una expresión en latín que significa “año horrible” y que fue usada por vez primera a finales del siglo XIX en una publicación de corte religioso. Por razones de sobra conocidas, no creo ser el único que piensa que el 2020 ha sido un annus horribilis.

Amén de la aparición de la pandemia y de la fatalidad que ha traído consigo, el 2020 permanecerá en mi memoria como un año en el que la muerte —al parecer, de paso por aquí en medio de tanta mortalidad pandémica— tocó mi ámbito familiar y se llevó, de un golpe, a las dos mujeres que me dieron vida y crianza.

Dentro de las reflexiones que surgen en la cabeza cuando uno está procesando los recuerdos de casi cinco décadas —así como los escenarios futuros en los que esas personas ya no estarán—, inevitablemente surge el tema de qué hay después de la muerte y si realmente existe Dios o una bondadosa entidad superior que tiene destinado un sitio hermoso y lleno de luz donde mis abuelos, mis tías y mi madre me esperarán hasta el día en que me reencuentre con ellos.

En este punto, es necesario aclarar que yo me declaro agnóstico. Esto quiere decir, en palabras sencillas, que mi postura ante la pregunta que planteé en el párrafo anterior es: “No lo sé y no creo que sea posible saberlo”. Ampliando la definición diría que, según yo, la razón humana no es capaz de proveer suficientes argumentos como para justificar tanto la creencia en la existencia de Dios como la creencia en que Dios no existe.

Y lo mismo aplica para la creencia en algún tipo de vida, existencia o consciencia después de la muerte. Entonces, cuando no se tiene el consuelo que tienen los creyentes en que quienes se fueron “están con Dios”, “te oyen y te cuidan” o “están en un lugar mejor”, y se contempla la posibilidad de que no haya nada más “del otro lado”, ¿cómo se halla alivio y aceptación ante la muerte?

¿Y si la muerte es el fin de todo?

En un artículo del diario HuffPost, el autor ateo Ali A. Rizvi nos dice que la religión fue creada por los humanos como un medio para hacer frente a su propia mortalidad y como un mecanismo de defensa ante un conflicto irresoluble, al parecer exclusivo del ser humano: contar con el mismo instinto de supervivencia de un insecto que está a punto de ser aplastado y, a la vez, con un sistema nervioso tan avanzado que le permite darse cuenta de que un día morirá.

Es un hecho que la cultura occidental y su postura ante la muerte ha sido influida de modo determinante por las ideas judeocristianas de la resurrección, de la vida en un mundo futuro, del Cielo y del Infierno. Y muchas personas han integrado creencias no cristianas como la reencarnación o la posibilidad de hablar o contactar a los espíritus de los muertos que, se cree, de algún modo persisten “por ahí”, etéreos pero asequibles si uno tiene fe o los necesita de veras.

Pero ese no es el único camino: otras religiones y escuelas filosóficas, sin prometer nada que no pueden garantizar ni apostar a la fe de nadie, brindan ópticas distintas al tema de la inevitabilidad de la muerte y lo que deja tras de sí entre quienes quedan vivos. Veamos algunas de ellas…

Reflexiones sobre la muerte

Hablemos del budismo: según los recuentos tradicionales de la vida del Buda, éste decidió ir en busca de la iluminación tras contemplar a un enfermo, a un anciano y, por último, a un cadáver: fue la conciencia de la muerte la que llevó al Buda a darse cuenta de la futilidad de las preocupaciones y asuntos mundanos, a renunciar al mundo y buscar una solución al dilema existencial fundamental.

Así fue que dio con la idea de la impermanencia: si la muerte es inevitable y la hora de su llegada es completamente incierta, cada momento es precioso. La existencia, entonces, es sólo una chispa de luz entre dos interminables océanos de oscuridad: una idea abrumadora y terrible, pero también muy liberadora, pues ante ella pierde sentido pasar la vida persiguiendo riquezas y placeres efímeros.

En Las enseñanzas de Don Juan, Carlos Castaneda complementa esta idea: “La muerte camina a nuestro lado, por ello podemos sentirla físicamente, pero puede ser cualquier cosa; es la consejera que susurra sin cesar: ‘no tienes tiempo’." Así, una gran lección que ofrece la Parca es que nada ni nadie puede asegurar que estarás aquí mañana, así que no postergues lo importante.

Dos semanas después de que murió mi madre, pensé en visitar a la tía que me crió cuando era pequeño, y a la que vi bastante desmejorada. “Hoy estoy muy cansado, la veré la próxima semana”, pensé, sin imaginar que llegada la fecha la vería, sí, pero dentro de un féretro. La muerte no da segundas oportunidades.

Ahora quisiera hacer mención de lo que Robert M. Pirsig, filósofo y escritor estadounidense, autor de El zen y el arte del mantenimiento de la motocicleta, tiene que decir al respecto. Al final de su obra seminal, Pirsig lamenta el asesinato de su hijo Chris y formula la pregunta que, creo, todos quienes hemos visto partir a un ser querido nos hemos hecho: ¿a dónde se fue?

En medio del dolor, la lucidez de Pirsig revela algo esencial: las personas consisten de carne y huesos, pero no son sólo eso; desde otro punto de vista, forman parte de un entramado hecho con interacciones, emociones y recuerdos, que es más grande que lo que ella y nosotros alcanzamos a ver. Así, lo que extrañamos o nos duele muchas veces no es la ausencia física de la persona que partió, sino su esencia que fue arrancada del centro del patrón.

Cuando eso sucede, no hay nada que sostenga dicho entramado; por eso mucha gente visita incesantemente la tumba de su ser querido o se aferra a un retrato, una pertenencia o la última grabación que dejó en el teléfono: es como si el patrón intentara prolongar su existencia colgándose de otro objeto material.

Ante esa pérdida irrecobrable, ¿qué se puede hacer? Christel Manning, en el Harvard Divinity Bulletin, nos dice que “dar sentido” es percibir un sentido de confianza o coherencia en los sucesos de la vida, y convencerse de que tienen cierto orden y propósito, y no son aleatorios ni obedecen al caos. Dar sentido a la muerte es, entonces, un acto de interpretación personal.

Así, de todo lo anterior, ¿qué se puede interpretar que nos ayude a procesar la pérdida y el dolor de la muerte? No tengo una respuesta a esa interrogante, pero sí varias ideas, además de las que ya expuse. Y la que ronda con más fuerza en mi cabeza es la que dice que la muerte es la regla y la vida es una excepción, así que no hay lugar ni tiempo para intentos, ensayos o arrepentimientos.

Entonces, si hemos ganado la lotería de la existencia y nada nos dice que yo o los demás seguiremos vivos mañana, ¿para qué esperar para empezar a hacer, y ser, lo que siempre hemos querido? Quizá la pregunta que hay que hacerse no es a dónde fueron ellos… sino hacia dónde iré yo.

— o —

Desde su tumba en Père Lachaise —o desde los surcos de vinilo—, Jim Morrison pregunta: “Al morir, ¿tendrías una buena vida, tan buena como para basar una película en ella?” Mi respuesta sería: “Sí, Jim; o al menos eso he intentado y lo seguiré intentando… en cuanto el dolor me permita levantarme”. Bicaalú

Francisco Masse