Search

El cielo al alcance de todos —cómo iniciarse en la observación astronómica—

El cielo al alcance de todos —cómo iniciarse en la observación astronómica—
J. Enrique Anzures Becerril

J. Enrique Anzures Becerril

Inspiración

No cabe duda: los seres humanos nos hemos visto cautivados en algún momento de nuestras vidas por un cielo estrellado. Casi como un pasatiempo, hemos trazado formas al unir las estrellas con el lápiz de la imaginación, buscando siluetas de protagonistas de historias míticas y personajes antagónicos. Y así, cubierto por la Vía Láctea, entre meteoros y titilantes estrellas, llega un clímax cósmico, empequeñecido por la vastedad del espacio que provoca una sensación que eriza la piel, evocando preguntas profundas e ideas más grandes que la persona que las formula.

Quizá la obsesión del humano por el cielo fue la principal responsable de lo que hoy conocemos como civilización humana: el Homo sapiens sapiens, ese primate originario de la sabana africana que se preguntó el porqué de su propia existencia y de la naturaleza, usó su curiosidad para tratar de explicar el origen de los fenómenos celestes, y en esta exploración, encontró patrones que lo llevaron a desarrollar el concepto del tiempo. Además, observando la Luna pudo establecer un calendario de treinta días, y examinando la posición del Sol y la aparición de estrellas en ciertos momentos del año, pudo desarrollar una invención que cambio su comportamiento de nómada a sedentario: la agricultura.

La astronomía, quizá la ciencia más antigua, ha progresado con el paso del tiempo, aportando importantes avances en el conocimiento de la naturaleza: los grandes trabajos y descubrimientos realizados por personajes tan ilustres como Galileo Galilei, Johannes Kepler, Isaac Newton o Albert Einstein se inspiraron al resolver fenómenos astronómicos. Y a lo largo de los siglos el conocimiento de la astronomía ha estado reservado para un grupo selecto de personas que tenían el privilegio de conocer el funcionamiento de los astros: primero los antiguos sacerdotes, y hoy, los astrónomos y astrofísicos.

Por fortuna, gracias a la popularización de la ciencia y la tecnología, hoy en día existen establecimientos comerciales donde podemos adquirir telescopios a precios similares —o incluso más bajos— que el de una televisión o un teléfono celular, y con la suficiente capacidad para observar a la mayoría de los planetas y otros objetos, como cometas, asteroides, estrellas, galaxias y nebulosas. Además, internet nos permite acceder a cursos gratuitos para todas las edades acerca de los conceptos básicos y avanzados de la astronomía, junto a las técnicas necesarias para poder usar el telescopio y orientarnos en el cielo. Por si fuera poco, los smartphones y las apps de astronomía permiten aprovechar los sensores y el GPS [1]  para indicarnos con precisión el nombre de los astros y sus posiciones en un momento determinado.

Así las cosas, nunca ha sido más fácil iniciarse en lo que se conoce como “astronomía amateur”; si deseas practicarla, te comparto algunos consejos:

¿Cómo adquirir un telescopio?

Los telescopios son instrumentos ópticos que pueden clasificarse según el tipo de óptica que utilizan. Al primer tipo se le llama del tipo “refractor” y usa una sola lente, mientras que el segundo se denomina “reflector” y usa un espejo. La óptica permite “atrapar” la luz de los objetos astronómicos; entre más luz tengamos, mejor los veremos, así que entre mayor sea el tamaño de la lente o del espejo, mejor será el telescopio. Puedes constatar el tamaño buscando una calcomanía pegada en el telescopio, indicado con una letra “D”.

Después, está la montura que sirve para seguir los objetos astronómicos. Esta montura debe seleccionarse de acuerdo a necesidades específicas: un adulto que tenga la paciencia, la dedicación y el deseo de adentrarse de lleno en la astronomía —o incluso fotografiar a través de su telescopio— podría utilizar una montura “ecuatorial” —la identificarás porque tiene una pesa de metal—; ahora bien, si usarás el telescopio esporádicamente, es para un niño o no quieres tantas complicaciones, una montura “alt-azimutal” es una buena opción. [2

¿Cómo orientarme en el cielo?

Así como ubicas una casa en un mapa mediante una dirección, las estrellas y los objetos celestes también pueden encontrarse en un mapa; pero este no es un plano sino una esfera, llamada “esfera celeste”. Ubicar la propia posición en la esfera celeste requiere de práctica y de un poco de matemáticas básicas, pero puedes omitir este proceso con herramientas como el planisferio celeste, programas para computadora o apps para teléfonos inteligentes.

Planisferio celeste

Por otro lado está el planisferio celeste, un disco impreso de cartón que, al girarse y ajustarse de acuerdo al mes, el día y la hora en que harás la observación, te muestra el cielo con las respectivas constelaciones y su nombre. Sólo que hay que tener cuidado, ya que estos son específicos para cada ciudad o estado, así que si compras uno de Nuevo León, éste no te servirá en la Ciudad de México. [3]  Un programa de computadora recomendable, gratuito y de fácil uso es Stellarium —puedes descargarlo en https://stellarium.org/es/—, y, para el teléfono inteligente, el Google Sky Maphttps://play.google.com.

¿Cómo entender los conceptos de astronomía?

Ahora que tienes los instrumentos y fundamentos para empezar tus observaciones astronómicas, existen para ti cientos de canales en YouTube que imparten cursos gratuitos de astronomía, para todos los niveles. También existen clubs o sociedades de aficionados a la astronomía que imparten cursos para el público en general. En la red social El Universo podrás encontrar información sobre los cursos y sociedades astronómicas de México y Latinoamérica. Puedes encontrarla en Facebook como: https://www.facebook.com/ElUniversoLATAM/.

Y ahora sí, ¡felices observaciones astronómicas!

Cierre artículo

[1] Siglas en inglés de Global Positioning System, o sistema de localización global.

[2] Te recomiendo ver este video tutorial para aprender a usar el telescopio y seleccionarlo.

[3] En esta liga podrás generar tu propio planisferio celeste para imprimirlo.

Recibe noticias de este blog