Extraterrestres en la literatura

Extraterrestres en la literatura

Fausto Broca

Fausto Broca

Miscelánea

El miedo a lo desconocido forma parte de los temores e inseguridades que han acompañado a la mente humana desde que ésta cobró conciencia. Esta inquietud se ha reflejado en el arte: sueños lúcidos, pesadillas y alucinaciones han detonado las historias más fantásticas en torno a estos miedos profundos. Y uno de ellos, sin duda, es el temor a ser visitados —o, peor, invadidos— por una civilización de origen extraterrestre.

Aunque a lo largo de décadas miles —o, quizá, millones— de personas en todo el mundo afirman haber avistado una nave o una forma de vida extraterrestres, no existe hasta hoy ninguna evidencia científica que respalde estas declaraciones, las cuales son anecdóticas y sin pruebas que las sostengan. Aun así, la duda persiste: ¿qué es lo que provoca esa inquietud?

Casi siempre la literatura trató sobre los humanos. Cuando se hablaba de seres extraños, en realidad hablábamos de nosotros mismos y de las genialidades y atrocidades que podemos cometer. Seres mitológicos nacían como un reflejo o proyección de nuestro interior: demonios, ángeles, dioses y monstruos representan un ángulo de nuestra fracturada naturaleza humana.

Los extraterrestres son una máscara más con la que intentamos lidiar con este mundo. Algunos filósofos griegos —en especial atomistas como Epicuro, Demócrito y Leucipo— elucubraban sobre la multiplicidad de universos. En el siglo II, Luciano de Samósata, un visionario hombre de letras y uno de los primeros humoristas literarios, fantaseaba con viajes extraterrestres, guerras interplanetarias y mundos donde las leyes físicas son distintas.

Pero tuvieron que pasar siglos para que este género surgiera con fuerza en la literatura y, mucho después, en el cine y otros medios. A continuación, tres de las primeras historias sobre extraterrestres difundidas a través de las letras:

La guerra de los mundos (1898) — H. G. Wells

'La guerra de los mundos', de H.G. Wells

Esta extraordinaria novela de ciencia ficción fue escrita a finales del siglo XIX por Herbert George Wells (Inglaterra, 1866-1946) y se convirtió en una importante influencia para abundantes obras posteriores que robustecieron el tema alienígena en la literatura. Siendo periodista y ensayista, con esta obra H. G. Wells se convirtió en un novelista mundialmente conocido en el género de la ciencia ficción y en un personaje fundamental en el pensamiento occidental del siglo XX.

La guerra de los mundos presenta la primera descripción literaria de una invasión marciana a la Tierra. Equipados con potentes máquinas y una iracunda sed de destrucción, los invasores extraterrestres aterrizan en nuestro planeta y siembran a su paso el terror y la devastación. Su objetivo es conquistar nuestro mundo y esclavizar a la raza humana.

De este libro se derivaron adaptaciones a diferentes formatos: películas, cómics, series televisivas, videojuegos y programas de radio, siendo especialmente famosa la transmisión radiofónica que hizo Orson Wells en la CBS en 1938, la cual por su efectivo dramatismo —y también por el hecho de que jamás se advirtió a la audiencia que se trataba de ficción— desató el pánico real en la población. La narración empezaba así:

“Damas y caballeros, tengo que anunciarles una grave noticia: por increíble que parezca, tanto las observaciones científicas como la más palpable realidad nos obligan a creer que los extraños seres que han aterrizado esta noche en una zona rural de Jersey son la vanguardia de un ejército invasor procedente del planeta Marte…”.

Crónicas marcianas (1950) — Ray Bradbury

'Crónicas marcianas', de Ray Bradbury

Este libro, considerado una de las obras cumbre de la ciencia ficción, fue escrito por Ray Bradbury (Estados Unidos, 1920-2012), quien de joven fue un ávido lector y escritor aficionado. Por razones económicas no pudo asistir a la universidad, así que trabajaba vendiendo periódicos mientras, de manera autodidacta, daba rienda suelta a su vocación literaria en una máquina de escribir que pedía a préstamo en una biblioteca.

Sus primeras obras eran relatos que vendía a revistas en la década de 1940. Así logró reunir un importante catálogo de novelas, poemas, cuentos, obras de teatro y ensayos que después derivaron en colaboraciones para la televisión, el cine y el teatro. Una de sus obras más reconocidas es la famosa Crónicas marcianas, una colección de relatos que, sin un hilo argumental lineal, cuenta la colonización de Marte por la raza humana.

En ella, los humanos abandonan la Tierra en refulgentes cohetes con el objetivo de reproducir en el planeta rojo la atmósfera de comodidad a la que están acostumbrados; sin saberlo, también dañarán al nuevo mundo con sus enfermedades, su arrogancia y su falta de respeto por una cultura planetaria fascinante. Estos relatos se pueden leer como crónicas ingeniosas de ficción clásica, y algunos rozan el horror y la introspección psicológica.

2001: Una odisea espacial (1968) — Arthur C. Clarke

'2001, una odisea espacial', de Arthur C. Clarke

Esta novela de dimensiones épicas está basada una narración corta del autor británico Arthur Charles Clarke (Inglaterra, 1917 – Sri Lanka, 2008). Además de científico, Clarke fue autor de notables obras de ciencia ficción y divulgación científica, y aunque desde niño se interesó por la ciencia, tampoco tuvo los recursos para seguir una carrera universitaria.

Pero su cerebro inquieto, su disposición por aprender y su alistamiento en la Royal Air Force británica durante la Segunda Guerra Mundial le permitieron abrir su mente y entrar en contacto con ideas que volaban por encima de nuestra atmósfera. En el notable trabajo de Clarke se nota la presencia de una inquietud, de una cierta reflexión de carácter filosófico.

Su novela 2001: Una odisea espacial fue publicada casi al mismo tiempo que la versión cinematográfica del director de cine neoyorquino Stanley Kubrick (Estados Unidos, 1928 – Inglaterra, 1999), uno de los cineastas más influyentes del siglo XX. El guión cinematográfico fue escrito entre Clarke y Kubrick, resultando en una de las obras artísticas más aclamadas de la historia.

Inspirado en uno de sus propios cuentos, “El centinela” (1951), la novela de Clarke describe con peculiar talento la aparición de unas mentes superiores que, desde fuera de nuestra galaxia, se hacen presentes de forma indirecta,  pero indiscutible y misteriosa, a lo largo de la historia humana.

Y a ti, ¿qué historia de ciencia ficción alienígena te ha impactado más?

Cierre artículo

Si te gustó este artículo, podría interesarte…

Robar con clase: vida y obra de Arsenio Lupin

Robar con clase: vida y obra de Arsenio Lupin

La literatura de finales del siglo XIX y principios del XX dio algunos de los personajes más memorables de la ficción: Long John Silver…
Sopa de fideos: en busca del origen

Sopa de fideos: en busca del origen

¿Quién inventó la sopa de fideos? La leyenda que siempre nos contaron y que nos ha encantado creer, dice que fue Marco Polo quien en el…