Search

Los cinco hoteles temáticos más creativos del mundo

Los cinco hoteles temáticos más creativos del mundo
Franz De Paula

Franz De Paula

Lugares increíbles

Si eres una persona aficionada a viajar, la experiencia de alojarte en un hotel no te es ajena en absoluto; pero, después de viajar por un tiempo, es probable que los recuerdos de los hoteles en los que te has hospedado empiecen a mezclarse. Si lo tuyo es vivir experiencias únicas e inolvidables, tanto en tus viajes como en tus alojamientos, o si ya te aburrieron los hoteles convencionales, aquí te presento los cinco hoteles temáticos más creativos del planeta.

Alójate en un iglú: Kakslauttanen Arctic Resort (Finlandia)

Averigua qué se siente pasar la noche en un iglú de la vida real hospedándote en el Kakslauttanen Arctic Resort, en el municipio finlandés de Sodankylä, a unos 240 kilómetros del Círculo Polar Ártico. El aspecto de este lugar anuncia una experiencia única: chalets de madera con sauna privado y chimenea, y largas filas de iglús coronados con cúpulas de cristal, a través de las cuales puedes disfrutar de las auroras boreales desde tu cama. Además, tiene restaurante y un bar donde podrás relajarte tomando una copa antes de visitar el sauna de humo más grande del mundo.

Kakslauttanen Arctic Resort (Finlandia)

Alójate bajo el mar: Muraka (Islas Maldivas)

Esta maravilla arquitectónica, que se despliega por encima y por debajo de la superficie del Océano Índico, es uno de los alojamientos más exclusivos de las Islas Maldivas y la primera residencia submarina del mundo. El Muraka —nombre que significa coral— es una estructura circundada por agua, distribuida en dos niveles con atmósferas sofisticadas y con un moderno diseño en forma de cúpula. El rasgo más impactante del Hotel Muraka es su inmersión cristalina a nivel subacuático: un dormitorio con paredes de cristal a cinco metros de profundidad ofrece a los huéspedes una espectacular vista de 180° del arrecife de coral y de la exótica fauna marina de las islas.

Muraka (Islas Maldivas)

Alójate en un árbol: Treehotel (Suecia)

Este hotel es especialmente ingenioso, pues en él podrás combinar la emoción de la infancia con la vanguardia arquitectónica, el diseño y la comodidad tecnológica. Cuenta con saunas y bañeras de hidromasaje, pero la atracción principal son sus siete habitaciones: cabañas suspendidas en pinos a una considerable altura sobre el suelo, por lo que ofrecen una vista espectacular del bosque y de la campiña que rodea el municipio de Harads, a unos 50 kilómetros del Círculo Polar Ártico. Su restaurante, también instalado a diez metros de altura en la copa de un árbol, se especializa en platillos de caza preparados con ingredientes locales. Si visitas este lugar de septiembre a marzo, podrás ver cómo la aurora boreal ilumina el cielo nocturno; si vas en el verano, tendrás luz de sol toda la noche.

Treehotel (Suecia)

Alójate en un avión: Hotel Costa Verde 727 Fuselage (Costa Rica)

Si alguna vez has sufrido de insomnio en tus vuelos largos, la mejor forma de compensarlo es durmiendo en este auténtico “hospedaje de altura”, en el corazón de la selva de Costa Rica. El Hotel Costa Verde reinventa un avión Boeing 727 que perteneció a Avianca Airlines con un fuselaje ahuecado, interiores revestidos con teca costarricense y una altura que permite gozar de una magnífica vista de los árboles y del mar. ¡Imagina que, tan sólo para llegar hasta tu habitación, tienes que atravesar un puente colgante! Dichas peculiaridades convierten a este extraordinario alojamiento —que aún conserva elementos del avión que voló por primera vez en 1965— en una escapada completamente única y original que te hará sentir “como si estuvieras volando”.

Hotel Costa Verde 727 Fuselage (Costa Rica)

Alójate en un edificio salino: Hotel Palacio de Sal (Bolivia)

Este sitio es la prueba de que la imaginación es el motor de las grandes ideas que embellecen al mundo. En las orillas del Salar de Uyuni, a escasos 25 kilómetros de la ciudad del mismo nombre, se encuentra este majestuoso hotel que, literalmente, está construido con sal desde los techos, las paredes, los suelos y muebles, hasta las camas. Además, cuenta con un spa completo, un restaurante de alta cocina y un operador turístico que lleva a los huéspedes al salar vecino, que es el más grande del mundo. Por si todo esto fuera poco, se encuentra a una altitud de más de 3 mil metros sobre el nivel del mar, por lo que es el sitio idóneo para recobrar el equilibrio con la naturaleza, construir recuerdos imborrables y disfrutar de un placentero descanso.

Puedes ver muchas imágenes del Hotel en este enlace.

¿Cuál es el hospedaje más interesante y creativo que has conocido en tus viajes?

Cierre artículo

Recibe noticias de este blog