Search

Inventos inspirados por películas de ciencia ficción

Al mirar películas de fantasía, no creemos que llegará el momento en que los niños asistan a una escuela de magia o en el que tengamos que destruir un codiciado anillo para salvar nuestra colonia. Pero algo distinto sucede con las películas de ciencia ficción: nos hacen tener la esperanza de que en el futuro sucederán cosas maravillosas, como viajar en el tiempo o contactar a seres de otros planetas.  

Películas y series consideradas de culto por los amantes de la ciencia ficción han inspirado inventos que hoy son una realidad. A continuación, algunos ejemplos: 

Star Trek

startrek.jpg

Desde su estreno en 1966, la serie de televisión Star Trek o Viaje a las estrellas no ha dejado de producir fanáticos alrededor del mundo. En el universo de Star Trek, los humanos pertenecen a la Federación de Planetas Unidos y han logrado contactar a civilizaciones de otros mundos que les han transmitido sus conocimientos, por lo que la vida en la Tierra, además de paradisíaca, es ultra tecnológica. Uno de los aparatos más utilizados en el Enterprise es un intercomunicador que se parece mucho a los celulares actuales, aunque los nuestros tienen más aplicaciones y mejor calidad en todos los sentidos. Incluso utilizamos un sistema de manos libres, como el de la teniente Uhura.

En diversas ocasiones el capitán Kirk aparece manipulando una especie de tabla, que le sirve para anotar cosas importantes y realizar cálculos. Hoy día no necesitamos ser capitanes de una nave interestelar para tener acceso a una pantalla táctil, la cual fue inventada cuatro años después del estreno de la serie por el doctor Samuel C. Hurst. Ahora es algo tan común como una tablet. Otra maravilla imaginada por los escritores de Star Trek es la tecnología para transferir información de una computadora a otra de forma inalámbrica, que en 1999 las empresas Lucent Technologies, Symbol Technologies y Nokia hicieron realidad al introducir el mecanismo de conexión Wi-Fi. 

El sistema de posicionamiento global en Star Trek es muy simple. Spock —uno de los personajes más emblemáticos de la serie— revisaba su “tablet” para saber en qué parte del planeta se encontraba y si existía vida o no. La tecnología de GPS actual consiste en una red de veinticuatro satélites en órbita que permite determinar la posición de cualquier objeto en el orbe, y es operado por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Al igual que el gadget de Spock, con esta tecnología los militares localizan enemigos y personas en peligro. 

Otros ejemplos de aparatos que pudieron ser inspirados por Star Trek son las puertas automáticas, el escáner —en la serie, el doctor McCoy tenía un escáner con el que podía diagnosticar enfermedades sin necesidad de abrir el cuerpo, lo cual nos remite a la tomografía axial computarizada—, la computadora personal y la computadora que responde a comandos de voz. Algo curioso es que en la serie original aparecen “cintas de memoria” que tienen un aspecto muy similar a los disquetes de 3.5 pulgadas lanzados al mercado en 1983; también que en uno de los capítulos los personajes usan discos compactos para ver imágenes de diferentes épocas históricas. 

Y aunque aún no se ha logrado la teletransportación de objetos macroscópicos, en diferentes partes del mundo se realizan experimentos para conseguir este avance. ¿Quién sabe?, tal vez algún día sólo tengamos que caminar hacia el teletransportador para ir al trabajo. 

Star Wars

hologram.jpg

Esta opereta espacial épica no necesita mucha presentación, así que vamos directamente a los inventos. Si bien aún no tenemos hologramas con formato móvil, como los que aparecen en las películas de Star Wars, en el ámbito de la música existen ejemplos que rozan con esta tecnología. En Japón hay una cantante llamada Hatsune Miku que vende discos y da conciertos como cualquier artista, aunque Hatsune sólo tiene existencia virtual. En las presentaciones, los músicos tocan en vivo mientras el público enloquece con la imagen en 3D de una chica de largo cabello color aguamarina que baila y canta, ilusión lograda gracias a una pantalla transparente y veintitrés proyectores. Asimismo, el holograma del rapero neoyorkino Tupac Shakur, quien falleció en 1996, apareció en el Festival de Música y Artes de Coachella 2012 para acompañar a Snoop Dog; y grupos virtuales, como Gorillaz, utilizan la técnica de los proyectores múltiples en sus conciertos. Quizás en algunos años sea común ver los videos de nuestros artistas favoritos en holograma o tener conversaciones con los hologramas de nuestros amigos. 

Todavía no existen los robots de protocolo, como se denomina al carismático C3PO, pero, mientras lee este artículo, infinidad de ingenieros se encuentran trabajando en robots capaces de evolucionar y aprender de los humanos. Además de los robots domésticos, hay algunos que apoyan a los médicos en complicadas cirugías, y otros que fungen como mascotas en países donde está prohibido tener animales en el interior de los departamentos. Si algo avanza a pasos agigantados, es la inteligencia artificial. 

Volver al futuro II

future.jpg

En la segunda parte de este clásico de la ciencia ficción, Marty, Doc y Jennifer viajan al año 2015. Hoy hemos alcanzado ese futuro y contamos con muchas de las innovaciones que nos asombraron cuando se estrenó la película. 

Uno de los inventos más atractivos de la cinta son los videojuegos sin controles. En una escena Marty se encuentra con un par de niños del futuro, quienes se quejan de tener que jugar “usando las manos”. Desde la aparición del Wii de Nintendo, los videojuegos no han dejado de actualizarse. En la actualidad, con la tecnología Kinect desarrollada para la consola Xbox 360, el cuerpo funge como un control remoto: una interfaz reconoce gestos, comandos de voz, objetos e imágenes. 

Otro invento que aparece en Volver al futuro II y que disfrutamos en el presente es la videoconferencia, que muchos usamos de manera cotidiana para comunicarnos con familiares y amigos. Pareciera que los creadores de esta película tenían una bola de cristal, pues predijeron cómo serían las televisiones del futuro: con pantalla plana y la posibilidad de ver varios canales a la vez. Lo mismo podemos decir del sistema de reconocimiento de huellas —en la película, dos policías llevan a la novia de Marty a su casa y usan los dedos de ella para abrir la cerradura—, que actualmente utilizamos con fines de seguridad; incluso hay algunas laptops que cuentan con esta función. 

Resultaba difícil creer que el DeLorean —el automóvil que el Doc convirtió en una máquina del tiempo— pudiera funcionar con desechos, es decir, con biocombustible. Hoy existen automóviles que operan con electricidad, energía solar o hidrógeno. Por otro lado, antes realizar un pago por teléfono o vía internet era inimaginable; en la cinta, dirigida por Robert Zemeckis, se utilizan estos sistemas de pago, además de un prototipo de red social: cuando Marty tiene una videoconferencia con su jefe, el primero puede ver información del segundo, como sus pasatiempos y alimentos preferidos. 

La ciencia ficción es un catalizador para los inventores. Recordemos que el primer paso para crear es imaginar; ahora imaginemos los fabulosos inventos que nos depara el futuro.

Recibe noticias de este blog