Monumentos históricos que fueron retirados

Monumentos históricos que fueron retirados

Fausto Broca

Fausto Broca

Miscelánea

Si uno cambia el ángulo de observación, incluido el de los eventos históricos, cambia también su percepción. Muchas veces ese ángulo nuevo es el tiempo: por ejemplo, en la Ciudad de México se retiraron las placas conmemorativas de la inauguración de las líneas del Metro, colocadas por el entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz, debido a su participación en los hechos de Tlatelolco el 2 de octubre de 1968. Este hecho despertó la inquietud sobre si deberían removerse también los nombres y monumentos de personajes considerados controvertidos.

La ola mundial de conflictos y protestas contra la discriminación, lo intolerancia y la pérdida de la memoria histórica han incluido una serie de replanteamientos, incomodidades, rechazos y ataques a monumentos, estatuas, edificios y espacios públicos vinculados a ideologías en desuso como la dictadura, el supremacismo blanco, la esclavitud, el genocidio, el colonialismo y otros hechos históricos actualmente reprobables y etiquetados como “incómodos”.

Estatuas de Cristóbal Colón han sido sustituidas, reubicadas, vandalizadas, decapitadas e incluso derribadas en países como Venezuela, Argentina, México, Bolivia e incluso los Estados Unidos, donde también han caído efigies de personajes históricos como Thomas Jefferson y George Washington. En Chile, se acaba de aprobar un proyecto de ley que obliga a retirar los “monumentos públicos que exalten la figura de personas que formaron parte de la Junta Militar entre 1973 y 1989”.

Monumento a Cristobal Colón

Imagen obtenida de www.mprnews.org

Esto no sólo sucede en nuestro continente: en Bristol, Inglaterra, manifestantes desmontaron una estatua del esclavista británico Edward Colston en junio de 2020; en Madrid, plazas y calles han visto cambiados sus nombres relacionados con el franquismo; y en la ciudad belga de Amberes la estatua del rey Leopoldo II, cuyo régimen cobró la vida de millones de personas en África, fue incendiada y luego retirada más de cien años después de haber sido colocada.

Ante todo esto, hay un hecho indiscutible: derribar monumentos es un acto simbólico que, aunque no cambia el pasado, cambia la percepción de la mayoría en turno. A continuación menciono tres monumentos concebidos como eternos tributos, pero que acabaron teniendo una fecha de caducidad…

Estatua de Saddam Hussein en Irak

Sin duda, uno de los eventos que marcaron la primera década del siglo XXI fue la caída de la estatua de Saddam Hussein en la Plaza Firdos, en Bagdad, capital de Irak. Esto sucedió el 9 de abril del 2003 y se convirtió en una de las imágenes más icónicas y repetidas de la invasión de Irak y la guerra subsiguiente.

Monumento a Saddam Hussein

Imagen obtenida de www.newyorker.com

El evento, que pasó a la historia como símbolo de un supuesto final feliz para la Guerra del Golfo, se convirtió en un acontecimiento en los medios que fue recibido por el público como un momento de triunfo para los Estados Unidos y de esperanza para Irak, pues su opresivo dictador había sido derrocado y el mundo entero vio cuando su escultura golpeó el piso y entraron las tropas estadounidenses.

La escena de la destrucción de la estatua de Saddam fue mostrada en vivo en canales de noticias y apareció en portadas de portales, periódicos y revistas de todo el mundo, como una alegoría de la caída del régimen de Hussein. A pesar de haber sido ampliamente difundido, pronto se hicieron públicas las denuncias de que no fue un acto espontáneo, como se dijo, sino que había sido orquestado con el fin de manipular la opinión del gran público occidental.

Monumento a los Diez Mandamientos en Oklahoma

Otra estatua incómoda desmontada fue el Monumento a los Diez Mandamientos en la capital de Oklahoma. La suprema corte de aquel estado del país vecino sentenció que dicha construcción violaba la prohibición constitucional del uso de fondos o propiedad pública para beneficiar a una religión en particular.

El Monumento a los Diez Mandamientos llevaba años siendo objeto de controversia, debate y batallas legales. Un juicio promovido por un juez federal impugnó la constitucionalidad de la ubicación del monumento en el césped del capitolio y alegó una violación a la Primera Enmienda por apoyo gubernamental ilegal a una religión específica, de modo que se levantó una demanda con una orden judicial, la cual derivó en la remoción del monumento por ser considerado inconstitucional.

Monumento a los Diez Mandamientos

Imagen obtenida de www.cpr.org

Al final, este modesto bloque de granito de 1.8 metros de altura fue retirado de los terrenos del capitolio durante la noche del 7 de octubre de 2015. Una grúa portátil lo trasladó a la propiedad del Consejo de Asuntos Públicos de Oklahoma, a unas diez cuadras de distancia, aunque aún no se sabe si de forma temporal o definitiva.

Monumentos relacionados con el caso de George Floyd

Tras el asesinato de George Floyd, un hombre negro que murió durante su detención por la policía de Minneapolis a finales de mayo del 2020, en los Estados Unidos más de 130 estatuas de militares confederados y de otras figuras históricas colapsaron durante la vorágine de protestas, actos vandálicos y reacciones del gobierno; además, otras cien estatuas y símbolos confederados fueron reubicados o retirados, e incluso se cambiaron los nombres de muchas escuelas, calles y otros espacios públicos. Dichos monumentos fueron centros de reunión de protestas a favor del movimiento Black Lives Matter y en contra del asesinato de Floyd, y se convirtieron en puntos de sangrientos enfrentamientos entre los manifestantes y la policía.

'The Promised Land', monumento vandalizado por la muerte de George Floyd

Geoff Ward, profesor de estudios africanos y afroamericanos en la Universidad de Washington en St. Louis, y experto en el asunto racial, manifestó que “la remoción acelerada de monumentos, en particular en tribunales y los terrenos del gobierno, es un paso beneficioso hacia la curación de la nación”; pero dijo preocuparle que “las conversaciones que las personas de color piden sobre el tema de la injusticia racial […] no se producen cada vez que se derriba una estatua”.

Al final, este asunto de la remoción de monumentos plantea una interrogante: ¿qué es lo mejor que se puede hacer con las estatuas no deseadas? Si se trata de un tema donde lo simbólico juega un papel importante, yo propongo entonces que este material se reutilice en función de un beneficio público.

¿Qué otros casos recuerdas sobre héroes o creencias del pasado que hoy son personajes o criterios impopulares?

Cierre artículo

Si te gustó este artículo, podría interesarte…

¿A quién vas a llamar?: el impacto de Los cazafantasmas

¿A quién vas a llamar?: el impacto de Los cazafantasmas

El 8 de junio de 1984, la cultura pop cambió para siempre: ese día, los cines de Estados Unidos estrenaron una película sobre tres hombres…
‘Living Apart Together’: juntos… pero no tanto

‘Living Apart Together’: juntos… pero no tanto

Dentro del modelo tradicional, la mayoría de las parejas asumen un acuerdo que implica dos mudanzas, una casa en común, cepillos de…